EL TRATAMIENTO DE ZEN SHIATSU

El Zen Shiatsu se realiza en un futón sobre el suelo, permitiendo al facultativo acceder desde todos los lados para que pueda aplicar presión utilizando el peso del cuerpo en lugar de aplicar únicamente la presión con los dedos, tal y como se hace con otras técnicas de masaje. El receptor del shiatsu debe vestirse de forma cómoda, con ropa ligera. No se emplean o necesitan aceites o lociones de masaje, ya que el facultativo no se desliza a lo largo de la superficie del cuerpo, sino que realiza una serie de presiones a lo largo de los meridianos.

 

Comenzamos el tratamiento con tres métodos de diagnóstico:

1) breve historial médico:

Se hacen algunas preguntas sobre el estado de salud del paciente. Es importante tanto el historial físico como el emocional.

2) diagnóstico a través del pulso y de la lengua:

El cuerpo de la lengua indica la condición de los tejidos del cuerpo, igual que ocurre con el pulso. Ambos indican un pronóstico favorable para el tratamiento.

3) diagnóstico del hara:

Palpación abdominal. Todos los órganos están representados en la zona abdominal. Una suave palpación podrá determinar qué órgano, representado por su meridiano, requiere más atención.

El objetivo principal del diagnóstico consiste en determinar si cada meridiano se encuentra relativamente “vacío” (una insuficiencia de energía ki) o relativamente “lleno” (un exceso de ki).

El terapeuta trabaja en un estado meditativo, centrándose en las respuestas del recipiente para orientar la terapia de forma correcta, en lugar de centrarse en la selección de puntos de presión mediante un sistema teórico.

Aromashiatsu by Annette Haeberling – 2016 // contact@aromashiatsu.com // tel: (+34)  629 010 682 // Made with love by The Content Society